Biografía

¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ernesto Escobar nació el día de Corpus Cristi, en junio del año 1982, con el nombre de Johnny Ernesto Mogollón Escobar, en Acarigua, estado Portuguesa, en la región centroccidental de Venezuela. Es el primer hijo en las primeras nupcias de su madre, una educadora, con un obrero que terminó convirtiéndose en uno de los millones de poetas sin lectores que han seguido la huella indeleble de Andrés Eloy Blanco, de allí quizá, heredó el amor irrestricto a las palabras que componen el castellano.

De los primeros años de Ernesto Escobar no hay mucho que se pueda decir, o que tenga relevancia, pues la niñez para el escritor fue común y silvestre, salvo por su educación primaria, impartida por los mejores preceptores en una institución de elevadísimo prestigio llamada Unidad Educativa Privada “Nuestra Señora de Coromoto” Fe y Alegría, que siendo casi gratuita, le dio la instrucción formal, la educación ciudadana, moral y cívica, así como religión y la educación para el trabajo.

Durante los años de la niñez su madre comienza a compartir su vida con un economista que a pesar de haber nacido en Portuguesa, se había radicado en la ciudad de Caracas y había vuelto a su ciudad natal por negocios, desde entonces se convirtió en su padre y, sin duda en un buen ejemplo a seguir.

Habiendo cumplido los doce años y cursado los seis primeros grados, sale de Fe y Alegría para comenzar el bachillerato industrial en la Escuela Técnica Industrial Simón Bolívar, y a frecuentar la Casa de la Cultura Carlos Gauna de la ciudad de Araure, donde comienza a dar los primeros pasos en la interpretación dramática, en la música y en la pintura, aunque los sueños de convertirse en cultor tuvieron que aplazarse en mayo de 1999, cuando decide entrar al Seminario Mayor Divina Pastora de Barquisimeto, para cursar filosofía con miras a convertirse en sacerdote, sin embargo, en enero del año siguiente, sacó sus maletas y cambió de institución eclesiástica, esta vez para el Noviciado Jesuita San Pedro Claver en la misma ciudad.

En el año 2001, estando convencido de que su vocación era la de comunicar cosas diferentes a la religión, se marcha con la ayuda del movimiento Huellas de La Compañía de Jesús, a la ciudad de Caracas donde comienza a estudiar arquitectura en la Universidad Central de Venezuela, con la intensión de cambiar de carrera a la brevedad posible, sin embargo, por motivos ajenos a su voluntad debió regresar a su natal Portuguesa y comenzar desde cero nuevamente, esta vez en el ramo de la informática, estudios que combinó con el pasatiempos que desarrolló por su cercanía con la universidad donde estudiaba: la radio.

Al entrar el 2003 viaja hasta la ciudad de La Habana, Cuba, donde comienza a estudiar Trabajo Social, ese mismo año es trasladado a la universidad de Holguín donde dos años después finaliza el pregrado y regresa a Venezuela con la ropa que llevaba encima, sin un peso en el bolsillo, pero con dos grandes fardos de libros y sus primeros escritos poéticos y de ficción.

Al llegar de la isla antillana inició un corto periplo por diferentes imprentas y con distintas iniciativas culturales que iban desde la música hasta la pintura, pasando por la prosa y la poesía. Por esos días publicó sus primeros poemas en un libro colectivo, e independientemente comenzó a trabajar profesionalmente en el campo de la fotografía documental.

En el año 2006 comenzó sus estudios en Comunicación Social, y al año siguiente comenzó a formar parte del diario Ultima Hora de Acarigua, como asistente del departamento de producción, encargándose, en primer término del diseño publicitario, y luego del diseño y maquetación de los suplementos dominicales.

Corría el año 2011 cuando recibió su segundo título universitario, esta vez en el área de Producción de Medios de Comunicación, y en mayo del año siguiente el de Licenciado en Comunicación Social, por esas fechas asume la responsabilidad de coordinar, escribir y editar el suplemento dominical Hoy en Familia, al cual le da un vuelco y convierte en un espacio para la difusión cultural y literaria.

Venezuela, luego de la llegada de Chávez al poder, comenzó un proceso de desintegración social, política y económica que en el 2013 dio el salto hacia la censura de los medios de comunicación impresos a través de la monopolización estatal de los insumos para la prensa, por lo que el suplemento que Ernesto Escobar dirigía no pudo circular más.

En 2014 comenzó a escribir su primera novela titulada “Domingo de resurrección”, aún sin publicar, que terminó al año entrante, justo a tiempo para comenzar a escribir su primer poemario aún por terminar.