Desintégrate

Desintégrate, hazlo mientras puedas, dilúyete como la sal en las aguas de mi alma, conviértete en mi aire, en mi carne y en plasma de mi sangre, no te escapes de mí, de mis pulmones ni de mi corazón, quédate en cada célula, en cada rastro de vida, en cada recuerdo que de ti tengo, …