Poesía

Muero

Justo ahora muero de mengua
y silencios acumulados,
apilados como fotos viejas
en el desván de la memoria,
tengo la sangre diluida
en la miseria líquida de la soledad,
la mía es un alma corroída
por el tiempo
y el encarnizado temor
de vivir a pesar del sufrimiento.

Muero,
muero y vuelvo a morir
en una espiral de muertes
y de vidas itinerantes,
que van y vienen,
una y otra vez,
subiendo y cayendo,
sumergiéndome
en un vacío intenso
sin luz ni aire.

Muero
sin flores ni dolientes,
sin recuerdos
anclados a otros.

 

También puede gustarte...